Productos Ecológicos: ¿Qué son? ¿Dónde comprarlos?

By on enero 5, 2015
productos ecologicos

Algunos pueden decir que se trata de una “moda”. Otros de un cambio en el pensamiento general. Y estarán los que indiquen que ser sano no es una tendencia, sino algo que se lleva a cabo desde hace siglos. Lo cierto es que cada vez hay más productos ecológicos a nuestra disposición ¡Y eso es una gran noticia!

Pero atención, no hay que dejarse engañar, y saber en qué sitios adquirir estos artículos. “No todo lo que es oro brilla”, dice el refrán popular. En este caso, podríamos decir “no todo lo que es verde es saludable”. Esto no es para desalentar a nadie, todo lo contrario, sirve para estar atentos y sobre todo, informados.

Entonces, para comenzar, vale la pena decir qué significa ser “ecológico”. La definición sería: artículo, servicio o producto que ha sido obtenido mediante un sistema a favor del medio ambiente. Es decir, que es natural al 100% y que no se han usado productos químicos o tóxicos para su fabricación. De esta manera, se garantiza un ecosistema cuidado y no erosionado de ninguna manera.

Los productos ecológicos, orgánicos o “verdes” son en realidad algo que ya conocemos pero que ha sido producido con técnicas amigables con el Planeta. Esto quiere decir también que la huella de carbono que emiten a la atmósfera que una producción industrializada o con técnicas más dañinas. A su vez, requieren de menos recursos para llegar al producto final, se consume menos energía y suele ser de fabricación artesanal, local y pequeña, como ser granjas familiares o emprendimientos menores.

Inauguracion de la feria de agricultura ecologica Ecocultura 2014

¿Qué tipos de Productos Ecológicos existen?

Los alimentos son un grupo bastante importante de productos ecológicos. No sólo frutas y vegetales como se cree, sino también una amplia lista de artículos de primera necesidad que llevamos a nuestra mesa. Además, pueden incluir aquí los que produzcas tu mismo en una huerta orgánica, por ejemplo. El objetivo es que se usen para su cultivo o producción, mecanismos no invasivos con el planeta, las distancias que tienen que recorrer para llegar al mercado son menores, no se utilizan productos químicos para acelerar la producción, se usa de manera racional el agua, etc. En la feria de tu barrio o en huertas familiares es donde se pueden adquirir los mejores productos ecológicos comestibles.

El segundo grupo lo conforman los dispositivos electrónicos (incluyendo electrodomésticos). Existen diferentes programas (como Energy Star en Estados Unidos), que identifican cuáles son los artículos de electrónica más amigables con el medio ambiente. Para ello, miden las emisiones que lanzan a la atmósfera al momento de ser creados, pero también lo que gastan en el día a día. Por ejemplo, si compramos un lavavajillas o una lavadora con calificación positiva, quiere decir que usarán menos agua para completar su trabajo. Los ordenadores tienen la capacidad de administrar la energía y hay móviles que se pueden colocar en modo ahorro para gastar menos batería.

En el tercer sector de los productos ecológicos encontramos los artículos de limpieza. Es realmente importante empezar a usar estos limpiadores para el hogar porque tendrán menos químicos y elementos contaminantes para el agua y los desagues. Los lavavajillas, detergentes y limpiadores de piso “tradicionales” tienen fosfato, un elemento más que perjudicial para los cursos de agua, así como también para nuestra salud y la de nuestra familia. Es preciso comprar productos que sean biodegradables, que tienen la capacidad de degradarse de manera natural y sin contaminar. Muchos creen que estos limpiadores no sirven o que son muy costosos, sin embargo, existen marcas de excelente calidad, que requieren menos cantidad para conseguir resultados superiores a los productos comprados en el supermercado.

productos ecologicos2

Los coches también pueden ser un producto ecológico. Así es. Para ello, tenemos que adquirir ciertos modelos o sistemas, que básicamente emitan menos dióxido de carbono o bien que no necesiten gasolina para funcionar. Hay algunos que utilizan aceite quemado o usado de las casas, por ejemplo, y también los que encienden luego de haberse cargado su batería (para lo que se debe usar un panel solar si queremos realmente ser ecológicos).

¿Es posible Conseguir Productos Ecológicos en tu Ciudad?

Muchos se hacen esta pregunta porque no conocen los sitios donde se comercializan artículos “fuera de lo común”. La respuesta es un gran “sí”, no importa donde vivas. En cada ciudad, por más grande e industrializada que sea, todavía hay ferias o mercados de barrio, con productores locales, donde comprar ciertos productos.

De esta manera, podemos acceder a frutas, vegetales, limpiadores o hasta vestimenta hecha de manera orgánica, natural, a favor de la naturaleza, etc. También puedes preguntar a los vecinos de tu barrio, en la escuela de tus hijos o hasta en el trabajo, seguro que alguien conoce un buen sitio donde ir a comprar “como antes”. ¡No olvides llevar tu bolsa de hacer la compra!

Y además, en las grandes tiendas o cadenas de venta de electrodomésticos, siempre podrán consultar por los productos con etiquetas y certificaciones amigables con el medio ambiente (Una nevera, por ejemplo, debe tener la letra “A”). Afortunadamente, gracias a Internet podemos conseguir productos que ni siquiera sabíamos que se confeccionaban de manera natural.

productos ecologicos4

Existe un preconcepto en relación a los precios de estos productos y es por ello que mucha gente los desestima antes de analizar el tema en profundidad. Es verdad que si comparamos el valor de un kilo de manzanas (por citar un ejemplo) en una feria local y en un supermercado, en este último será más asequible. Sin embargo, no es lo único a tener en cuenta. Comprar esas manzanas a un productor local te garantiza consumir un producto de calidad, sin pesticidas, químicos ni nada “raro”.

Por otra parte, en lo que se refiere a los electrodomésticos, la inversión inicial puede que sea superior. Lo que cambia es durante el uso de ese aparato. Esto quiere decir que una nevera de etiqueta A gastará mucho menos electricidad que otras. O que una lavadora consumirá menos cantidad de agua. Esto se verá reflejado en la factura de los servicios mes a mes.

A modo de resumen sobre los productos ecológicos, es bueno que tengamos en cuenta ciertos factores al momento de hacer nuestras compras. Es decir, ser consumidores más responsables y conscientes. El medio ambiente es de todos ¡Tú también puedes poner tu granito de arena para ayudar!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *