Cómo Cultivar Betarragas

By on Septiembre 26, 2016

Las betarragas, betabeles o remolachas son un vegetal que se caracteriza por su color morado oscuro y su riquísimo sabor. Se trata de una planta dentro del grupo de las “raíces” porque es el tubérculo lo que usualmente se consume (aunque algunas personas también comen las hojas).

Entre las propiedades de las betarragas podemos destacar que reducen la presión arterial y ayuda en la digestión. Si te gusta mucho esta verdura puedes cultivarla en casa. En este artículo te contaremos cómo. ¡Y si eres fanático puedes incluso ir a su museo en Teruel, España!

El cultivo de la betarraga: elementos indispensables

Existen diferentes variedades de remolacha pero solo algunas se usan para el consumo humano conocida como “betarraga de mesa”. Se la reconoce por sus raíces gruesas, carnosas y moradas. Si quieres plantarla en tu huerta necesitas:

1.Semillas: Se planta directamente sobre la tierra (no hace falta armar los almácigos) en surcos de unos 2 cm de profundidad. Antes de ello se recomienda hidratarlas con agua durante 2 días.

2.Tierra: Los betabeles precisan suelos muy fértiles y con alto contenido de potasio.

3.Sol: Es una planta que requiere de una semi sombra constante y una temperatura que oscile entre los 15 y los 18°C. Pueden tolerar algunas heladas suaves. Por ello el mejor momento para plantar es el otoño.

3.Riego: Las condiciones climáticas óptimas para una remolacha son dos, humedad y frescura. Sin llegar a “ahogarlas” no les puede faltar agua.

remolacha en la huerta

Cultivando betarragas: paso a paso

Una vez hidratadas y plantadas en los surcos las semillas tardan entre 8 y 16 semanas en madurar (según la especie). Cuando empiezan a crecer las primeras hojas es preciso retirarlas de la tierra una por medio para que tengan más espacio de crecer.

A medida que van haciéndose más grandes se han de dejar de separación como mínimo 8 cm y como máximo 25 cm según el tamaño que deseemos para nuestras remolachas. En cuánto a la asociación se lleva bien con las espinacas.

Para evitar el crecimiento de malas hierbas debes aporcar los betabeles (agregar tierra en los alrededores). Además hay que tener cuidado con las principales plagas que afectan esta especie: pulgón negro, mosca, silfo, mancha de la hoja, pulguilla, gusanos grises, nematodos y virosis.

huerta remolacha

En cuánto a la cosecha es bueno saber que se puede recolectar la remolacha casi en cualquier momento del desarrollo según cuán grandes queremos que sean las raíces. Para ello sólo hay que ejercer cierta presión hacia arriba y quitarlas una por una.

En nuestra sección de huerta y jardinería encontrarás más consejos para cultivar diferentes verduras. ¡No te lo pierdas!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

One Comment

  1. ANGELA MONTALVO

    Septiembre 29, 2016 at 3:06 am

    Lindas las remolachas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *