Cómo Cultivar Calabacines

By on Julio 12, 2016

Compuestos por un 95% de agua, los calabacines o “zucchini” son un alimento realmente benéfico para nuestro organismo. No aporta casi calorías pero si una buena cantidad de fósforo, potasio, calcio y magnesio, así como también vitaminas A, B y C.

El calabacín es perfecto para los que buscan bajar de peso por las fibras que contiene, para cocinar algo fresco en verano y porque entre otras propiedades podemos destacar: protege del ataque de los radicales libres, evita el daño del sol en los ojos y permite cicatrizar las heridas más rápido. Si deseas aprender cómo cultivar calabacines no dudes en leer este artículo.

El cultivo del calabacín: Elementos indispensables

Para poder cultivar y cosechar ricos y benéficos calabacines en tu huerta casera debes tener:

1.Semillas: Se pueden sembrar directamente en la tierra o bien en un semillero. En este último caso el trasplante al huerto se lleva a cabo cuando la planta tenga unos 10 cm de alto. Las semillas tardan entre 5 y 10 días en germinar.

2.Tierra: Los calabacines prefieren suelos ricos en materia orgánica, de textura franca y bien drenados. En cuanto al pH es mejor que oscile entre 5,5 y 6,8. Resisten la salinidad de la tierra.

3.Sol: Necesita mucho calor y luz natural (pero no directa porque se puede quemar). En cuánto a la temperatura ideal, entre los 20 y lo 26°C. El calabacín no soporta las heladas ni el frío.

4.Riego: Precisa riegos constantes y de bastante cantidad. Recuerda que no puedes mojar las hojas y los tallos si no quieres que los hongos se “coman” tus verduras. Encharca los alrededores de la planta cada dos días sobre todo cuando comienzan a aparecer los frutos. Te recomendamos un sistema de riego por goteo para no preocuparte por la humedad de las plantas.

calabacines

Cultivando calabacines: Paso a Paso

La mejor época para cultivar calabacines es durante el otoño (marzo-junio en el hemisferio sur y septiembre-diciembre en el hemisferio norte). Las variedades que se siembren a inicios de esta estación serán de color más oscuro que las que crecen a fines de la temporada.

Una vez que hayas quitado las malas hierbas de la huerta y abonado el suelo es momento de colocar las semillas o los plantines (según tu elección). Si usarás semillas realiza un rastrillaje del suelo empleando una azada y luego coloca dos por hoyo. En el caso de las plantas pequeñas, deja un espacio considerable para que puedan crecer con normalidad.

Cuando empiezan a crecer las plantas (de semilla) realizas un “aclareo”, es decir, quitas las menos vigorosas. Las hojas deterioradas o mas antiguas se deben ir eliminando para que la luz del sol penetre mejor en la planta y además para evitar que la humedad ocasione enfermedades.

calabacines

La recolección del calabacín se producirá aproximadamente a los 40 días después de la siembra y podrá seguir dando frutos pasados otros 40 a 60 días más. Cosecha todos los días o día por medio ya que al cortar el fruto (siempre con tijeras) le dará espacio a otro para crecer y nutrirse. Recuerda que debes dejar al menos 2 cm de tallo y hacer cortes limpios para evitar plagas (las más comunes son pulgón, mosca blanca y araña roja).

Una vez que cumple su ciclo, las flores se desprenden solas. Es un excelente momento de guardar para la próxima temporada. Si estás comenzando con los cultivos orgánicos en casa no te pierdas la sección de Huerta y Jardinería que tenemos para ti. ¡Aprenderás mucho!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

One Comment

  1. Guillermo Restrepo

    Marzo 8, 2017 at 10:46 pm

    Me parece interesante.Soy cultivadoe de Hortalizas en Cllombia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *