Cómo cultivar Pepinos

By on octubre 17, 2016

Oriundos de India (se cultivan en la zona desde hace 3 mil años) y aparece en los textos sagrados hindúes con el nombre de uruaru. También está muy presente en la gastronomía griega y turca, pero en esos países recién comienzan a emplearse en el siglo VI. Al sur de la Península Ibérica fue introducida por los árabes. Posteriormente los españoles llevaron este fruto a América.

La ensalada mediterránea típica no es tal si no lleva pepinos. Otros platillos que tienen este ingrediente son los encurtidos en vinagre. Al Norte de Europa la sopa de pepino se consume en cada casa. Si te gusta mucho este vegetal y tienes una huerta en casa no dudes en leer el siguiente artículo. Enseñaremos cómo cultivar pepinos en casa.

El cultivo del pepino: elementos indispensables

Con un 97% de contenido de agua y varios nutrientes beneficiosos para la salud, el pepino es una verdura fresca y muy rica para el verano. De color verde oscuro por fuera y claro por dentro, no puede faltar en tu huerta orgánica. Para ello necesitarás:

1.Semillas: El pepino se puede plantar en almácigo o en tierra. Las semillas tienen dos puntas y se recomienda colocarlas en la tierra de canto, con uno de los extremos “al aire”.

2.Tierra: La planta del pepino prefiere tierras con mucho compost y que drene bien.

3.Sol: Se trata de una especie que necesita mucho sol para poder desarrollarse correctamente (6 horas diarias como mínimo).

4.Riego: Precisa mucha humedad en los períodos de crecimiento y floración, pero no tolera que las raíces queden encharcadas.

pepinos

Cultivando pepinos: paso a paso

El pepino se siembra un poco antes de comenzar la primavera. El momento justo es a 2 semanas de la última helada invernal (mayo para el hemisferio norte y octubre para hemisferio sur). La distancia entre plantas en la huerta ha de ser de 120 cm. Se aconseja colocar una botella cortada por la mitad para guarecer a las plantas pequeñas de los últimos fríos.

Si se va a plantar en almácigo es vital que esté caliente y húmedo sin que la exposición al sol en esa fase sea directa. Una semana después de la última helada y con un día seminublado se puede trasplantar.

Es preciso colocar un tutor a las plantas para ayudar en su desarrollo y el de sus frutos (el peso de los pepinos puede quebrar los tallos). Las plagas más comunes que pueden aparecer son el pulgón y el escarabajo. A las 8 semanas de la siembra se empieza a cosechar. ¿Cómo saber si ya está listo para retirar de la planta? Porque el fruto es de color verde oscuro homogéneo. Cortar con unas tijeras para no dañar a la planta.

pepinos

Si te gusta mucho añadir pepino a tu dieta, echa un vistazo a este artículo donde tendrás varias recetas que emplean este ingrediente.

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *