Cómo cultivar Pimientos

By on Agosto 15, 2016

También llamados morrones, ajíes o chiles (no picantes) son una planta perteneciente a la especie Capsicum annuum originaria de México, América Central y el Norte de Sudamérica. Sin embargo en la actualidad el mayor productor de pimientos es China.

Muy usado en la gastronomía latinoamericana y disponible en tres colores (rojo, verde y amarillo), queremos contarte cómo cultivarlo para así disfrutarlo en todas tus recetas. Entre las propiedades del pimiento podemos decir que ofrecen una buena cantidad de vitamina C que además de evitar resfriados nos ayuda a tener una piel bonita. También son una fuente de vitamina A relacionada a la buena visión nocturna y de licopeno, un potente antioxidante. Presta atención a los consejos para sembrar pimientos en tu huerta en casa.

El cultivo del pimiento: Elementos indispensables

Si eres de los que usa mucho el pimiento para realzar el sabor de tus comidas (se emplea en tartas, salsas, sofritos, etc) y te gustaría cultivarlo de manera orgánica necesitas:

1.Semillas: Se siembran primero en un semillero durante la primavera. Debemos esperar a que la planta llegue a los 10 cm (aproximadamente 2 meses) para transplantar a la tierra.

2.Tierra: El pimiento prefiere suelos con un pH entre 6,5 y 7, que estén bien drenados y sean ricos en materia orgánica y nitrógeno.

3.Sol: Esta planta precisa una buena exposición a la luz natural. Es preciso que el sol sea directo sobre todo durante los primeros tiempos de su desarrollo y en la floración.

4.Riego: El goteo es la mejor manera de regar el pimiento para evitar las pérdidas por evaporación. No es bueno excederse con la cantidad de agua ya que podría causar caída de las flores y tampoco olvidarse del riego porque provocan frutos pequeños.

cultivo de pimiento

Cultivando pimientos: paso a paso

Una vez que tenemos las plántulas de pimiento en el semillero es momento de preparar la tierra de la huerta con una buena cantidad de abono o compost. Elige una zona soleada y haz los agujeros a una distancia de entre 40 y 50 cm.

En la huerta las asociaciones son muy importantes. El pimiento “se lleva bien” con las zanahorias, los tomates, las berenjenas, la albahaca, las coles, la cebolla, el ajo y el perejil.

Según va creciendo la planta debes ir retirando los tallos que salen por fuera de los principales que desees dejar. De esta manera la ventilación y el acceso de la luz serán mejores y evitarás las enfermedades. También tendrás que remover las hojas en mal estado.

Si lo deseas puedes podar un poco para que el pimiento crezca más vigoroso y los frutos sean más grandes. Otra cuestión a tener en cuenta son los tutores: de esta manera conseguirás tallos más fuertes y resistentes tanto a las condiciones climáticas (lluvia y viento sobre todo) y al peso de los frutos.

pimiento cultivo

Ten cuidado con las plagas que más atacan los pimientos: orugas, mosca blanca, araña roja, pulgón, cochinilla y nematodos.

La cosecha se realiza cuando el fruto tenga un color intenso. Corta con un cuchillo o unas tijeras una parte del tallo para que siga madurando fuera de la planta. Más o menos tendrás que esperar 4 meses desde el trasplante a tierra hasta la primera retirada de pimientos. Ten en cuenta que una sola planta puede producir… ¡Hasta 15 morrones!

Si estás empezando con tu huerto o quieres hacer el cambio de temporada en las especies cultivadas no dudes en echar un vistazo a nuestra sección de Huerta y Jardinería. ¡Hay muchos consejos esperándote!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *