Las Fases Lunares y la Huerta

By on mayo 16, 2016

¿Sabías que la luna influye en la fotosíntesis, la cantidad de savia de las plantas y la germinación de las semillas? Desde que se han descubierto estas “virtudes” lunares se sabe por ejemplo que si la luna está en su fase de plenilunio las plantas crecen en altura o que en la cuarto menguante las raíces son las que crecen con más fuerza.

En este artículo de Siendo Saludable te contaremos cuáles son los beneficios lunares para la huerta y por supuesto cómo identificar cada fase. Así tus cultivos serán más fuertes, altos y provechosos.

¿Cómo reconocer las fases de la luna?

En primer lugar tenemos que observar dos días consecutivos al cielo para verificar si está en etapa ascendente o descendente. El primer día lo tomas como punto de referencia para comparar con el segundo. Por ejemplo te puedes basar en la posición en relación al techo de una casa o a un árbol a una hora determinada. Al otro día, dos horas más tarde observa dónde se encuentra.

Si está más baja que la noche anterior quiere decir que está en su fase descendente y si está más alta, por el contrario, en ascendente.

Por otra parte para poder identificar cada una de las cuatro fases de la luna hay que recordar lo siguiente:

  • Llena: Círculo blanco completo
  • Nueva: Totalmente negra
  • Cuarto menguante: Forma un C
  • Cuarto creciente: Si unieras las dos puntas se formaría una letra D

fases de la luna

¿Qué sucede y qué podemos hacer en la huerta con cada fase lunar?

Si bien en el mercado o viveros podemos comprar calendarios lunares biodinámicos donde nos indican día a día qué se puede plantar, también hay información “general” que se aplica a cada noche donde la luna está en una u otra fase:

Luna llena

La savia está concentrada principalmente en el follaje y es la etapa con menos fructificación. Puede haber una proliferación en las plagas. Es propicio para sacar estiércol de los corrales, sembrar plantas de fruto, cortar cañas, remover el compost y cosechar. También para abonar plantas con raíz superficial y hacer esquejes o injertos (se evitan las infecciones y acelera la cicatrización). Restringe los riegos.

remover compost

Luna creciente

La savia está “concentrada” en las raíces y en la parte superior de las plantas. Al sembrar en luna creciente conseguirás un desarrollo más rápido del ejemplar. Pero también deberás tener en cuenta que las plantas serán menos resistentes a las plagas y a las enfermedades. En esta fase se aconseja germinar semillas y cosechar hojas, flores y semillas que se usarán en ese preciso momento. Es la etapa de la fertilidad, sobre todo en las plantas que dan frutos (judías, tomates, etc).

plantar tomates

Luna nueva

Se recomienda en esta etapa mantener los cultivos y retirar de la huerta todas las plantas que no vamos a utilizar o queramos trasplantar. Se recomienda abonar las plantas con raíces profundas y recoger semillas, hojas y flores que queremos poner a secar. Buen momento para podar árboles pequeños para que se desarrolle mejor.

podar árboles

Luna menguante

Las plantas fructifica mucho más y la savia desciende a las raíces. Veremos a los ejemplares con más esplendor. Es recomendable podar en esta fase si queremos reducir el crecimiento de los arbustos. También es propicio para retirar malas hierbas. Perfecto para sembrar rábanos, patatas y todas las raíces y tubérculos, así como sembrar maíz o girasol.

plantar maíz

La próxima vez que debas realizar algún trabajo en la huerta presta atención a la fase lunar en la que nos encontramos. ¡Aprovecha la influencia lunar en tus plantas, árboles y flores!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *