Semillas Ecológicas: ¿Comprar o Cultivar?

By on noviembre 3, 2015

Ya te hemos contado en un artículo anterior de Siendo Saludable sobre las características de las semillas ecológicas. ¡Y nos han llegado muchas consultas sobre la puesta en práctica de esta actividad tan sustentable y asequible para todos!

Por ello en esta segunda parte nos dedicamos a explicarte de qué manera tener tu banco de semillas orgánicas. ¡No te lo pierdas!

¿Cultivar o comprar? ¡Esa es la cuestión!

Existen muchas dudas en relación a este tema. Los que comienzan su huerta en casa no saben en donde comprar las semillas o bien una vez que ya ha terminado la temporada de que manera cosechar para el próximo año.

Podemos encontrar semillas con tratamientos ecologicos en una tienda física como online pero es preciso tener en cuenta algo muy importante: si tienen un sello que verifique su condición. Es verdad que no en todos los países hay una ley sobre semillas pero en el caso de la Unión Europea la legislación ha decidido colocar una etiqueta verde con estrellas blancas simulando una hoja.

Antes de adquirirlas debemos preguntar al vendedor de qué manera las ha cultivado, ya que existen algunas técnicas que si bien no son artificiales pueden traer consecuencias negativas al ADN de la planta. Básicamente queremos que las semillas sean orgánicas porque de esa manera nos alimentamos mejor y tenemos la posibilidad de utilizarlas en la próxima temporada. Vale destacar que las modificadas genéticamente no dan nuevas semillas, por lo que cada año se deben comprar nuevas.

semillas2

Una vez que hemos comprado estas semillas ecológicas el siguiente paso es plantarlas. No importa si tenemos una gran extensión de tierra o si lo haremos en macetas. Cuando hemos cosechado los frutos, hojas o raíces comienza la etapa de floración y posterior a ello podemos retirar semillas y guardarlas para el próximo año.

¿Por qué crear un banco de semillas?

Son muchas las razones por las que esta práctica es recomendable. Las más importantes son:

  • La biodiversidad alimenticia está en disminución: Muchas de las especies que se usaban en los siglos pasados han dejado de cultivarse. Además las ¾ partes del alimento es manejado por 4 empresas multinacionales (Monsanto, Syngenta, DuPont y Groupe Limagrain) que manipulan genéticamente las semillas y patentan los granos mientras destruyen la capacidad de los campos y la fertilidad de la tierra.
  • La crisis alimentaria cada vez es mayor: Si bien el planeta es vasto y podría cultivarse comida para todos, la verdad es que un puñado de elite tienen el control sobre lo que come el resto. En un futuro no muy lejano tener semillas puede ser más rentable que comprar oro. Intercambiarlas o producir nuestra comida podría ser la economía del mañana.
  • El conocimiento sobre la naturaleza se está perdiendo: Los niños no aprenden sobre estas cuestiones en la escuela, la mayoría de las instituciones no cuentan con una huerta o siquiera unas plantaciones en macetas. Con un cultivo en casa podemos entrar en contacto con la tierra, las semillas, los ciclos de las plantas, los insectos y por supuesto el hecho de tener la comida sin necesidad de gastar dinero o ir al mercado.

semillas3

Para hacer un banco de semillas debes tener en cuenta el llamado “criterio de selección”. Si guardas las mejores semillas, la próxima semana tendrás mejores frutos. Por lo tanto debes recolectarlas de las plantas que tienen un buen aspecto, aroma, color y tamaño, las que no se hayan enfermado o produjeron más.

  1. Abre la flor o planta y extrae con las manos las semillas.
  2. Lávalas bien y déjalas secar en papel de cocina unos días. Para guardarlas han de estar bien secas porque de lo contrario se pudren.
  3. Elige un lugar fresco, seco, frío y sin luz solar para tu banco de semillas. Puedes optar por sobres de tela o de papel, bolsas de plástico bien cerradas o incluso frascos de vidrio con tapa hermética.

¡El etiquetado es muy importante! Debido a que muchas semillas pueden parecerse entre si o bien porque no tenemos por qué saber a qué especie pertenece cada una es preciso colocar un cartel donde se indique:

  • Alimento (nombre)
  • Fecha de envasado
  • Cantidad aproximada de semillas
  • Observaciones (procedencia, clase, etc)

¿Cuánto tiempo se pueden guardar las semillas? Eso depende de varios factores como por ejemplo la especie, las condiciones en que fueron guardadas, la temperatura ambiente, etc. Lo mínimo que dura una semilla es 1 año (en el caso de la cebolla) y hay otras que se pueden usar dentro de 5 años sin problemas (melón, apio, berenjena, pepino, sandía y calabacín).

semillas5

¡Anímate a empezar a cultivar tu propio alimento y a no depender tanto de lo que compras en el super! Las semillas ecológicas son el mejor regalo que nos da la naturaleza y podemos ofrecerlas a nuestra familia y amigos en todo tipo de recetas.

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *