Tipos de Riego

By on febrero 9, 2016

Una de las necesidades fundamentales del desarrollo de las plantas es el agua, de eso no hay dudas. Por esta razón es imprescindible regarlas como corresponde teniendo en cuenta las necesidades de cada especie.

Debido a que existen diferentes tipos de riego en este artículo de Siendo Saludable te queremos contar sobre sus características principales y cuál te conviene más emplear. Todo depende de la cantidad de plantas, el clima, el tiempo disponible para encargarte de regar, etc.

Pros y contras de cada tipo de riego

Algunos son más usados que otros y están los más eficientes o respetuosos con el medio ambiente. Conoce las ventajas y desventajas de cada uno de ellos:

Riego por surcos

El agua circula por canales y estructuras diseñadas previamente para que el riego llegue a zonas específicas. Las hojas, las flores y los frutos externos no tienen contacto directo con el agua. Se trata de un sistema sencillo que evita enfermedades en las plantas por exceso de humedad. Es más económico y sólo actúa sobre las raíces por lo cuál es perfecto para huertos de pequeño tamaño.

riego

Entre las contras de este tipo de riego debemos decir que necesita una gran cantidad de agua, no es apto para colinas o pendientes, se pierde bastante agua por evaporación y no es adecuado para la producción.

Riego por goteo

El agua se arroja a baja presión a las raíces de la planta al usar tubos pequeños con hoyos al ras del suelo o enterrados. Requiere mucha precisión y permite ahorrar agua. No hay pérdidas por evaporación, infiltración o dispersión. Se utiliza para las frutas, los cereales, las verduras, las flores y los viveros de pequeño tamaño. Puedes también usar el riego por goteo para un invernadero casero.

riego2

Es bueno para automatizar el riego, necesita menos cantidad de agua, se indica para pendientes o zonas arenosas y evita el desarrollo de las malas hierbas. Los inconvenientes de este tipo de riego son las obstrucciones de los tubos, la inversión inicial y la acumulación elevada de sales.

Riego por aspersión

El agua se distribuye a través de tuberías y canalizaciones subterráneas. El riego se produce como si fuese una lluvia fina que llega a mojar toda la planta, siempre con presión baja para no dañarla. Entre las ventajas de este sistema se encuentran: ajuste de potencia y orientación, apto para terrenos llanos o con elevaciones, precisa menos cantidad de agua, riego uniforme por toda el área.

riego3

Las desventajas: se necesita organizar bien la colocación de los aspersores y a veces no llega a regar las raíces.

Otros tipos de riego

Algunas personas juntan agua de lluvia en un pozo o en un tanque y luego la emplean para regar. Luego se les inserta una manguera que debe llegar hasta la huerta o cantero. Otra opción es el riego por inundación, haciendo surcos o caballones por donde pasa el agua como si fuera un canal. Lo malo es que malgasta el agua pero es necesaria para ciertos cultivos como el arroz, los tomates, las patatas, los pimientos, las berenjenas y las lechugas.

riego4

El riego por mangueras es el más simple pero para algunos tedioso. Se precisa tiempo libre para instalarse frente a las plantas u hortalizas y ofrecerles el agua para crecer.

¿En qué momento del día se debe regar?

Esa es una pregunta muy habitual más allá del tipo de riego que se emplee. Todo depende la época del año.

En otoño e invierno el riego se debe realizar en las horas más cálidas del día. Así se evitará que las plantas sufran las heladas o las bajas temperaturas. Sólo se precisa regar algunas veces a la semana. Para la huerta se riega media hora por día, dos veces a la semana. En el caso de que llueva no se riega.

riego5

Durante la primavera y el verano precisan más cantidad de agua porque es cuando comienzan a crecer. No es preciso encharcar pero si regar en los momentos de menos calor como al amanecer o al atardecer. Si se riega al mediodía por ejemplo se corre el riesgo de que la planta tome rápidamente el agua y en el proceso de fotosíntesis se queme por el contacto con el sol. Además el agua en las horas más cálidas se evapora más rápido.

¿Ya has decidido qué tipo de riego emplearás para tu hogar, tu huerta o tu jardín?

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *