Deliciosas Recetas para Comer más Vegetales

By on Noviembre 18, 2014
Recetas para comer más vegetals

Creemos que comer verduras es aburrido o que no hay maneras diferentes para preparar tal o cuál vegetal. Nada más alejado de la realidad! Existen millones de recetas diferentes para que nos sólo tú, sino también toda tu familia (hasta los niños o el más carnívoro de la casa) quiera servirse otra porción colorida, nutritiva y deliciosa de vegetales.

Pastas de calabacín

Es una excelente idea para dejar de consumir tantas harinas, sobre todo las refinadas que nos hacen bastante mal. Si no quieres privarte de disfrutar de unas buenas pastas y a la vez, si estás buscando una manera de que tus hijos coman más vegetales. Y como si todo esto fuera poco, es una receta que se hace en pocos minutos.

Los ingredientes son: 1 calabacín, 2 dientes de ajo machacados, 2 cucharaditas de aceite de oliva, una pizca de sal, pimienta negra molida, dos cucharadas de agua y queso parmesano rallado.

La preparación es más que simple: Corta en largas cintas los calabacines, para que queden como spaghettis o tallarines. Calienta a fuego mediano el aceite de oliva con el ajo. Añade las tiras de calabacín y revuelve. Salpimenta a gusto, añade el agua y remueve durante tres minutos. Sirve con queso parmesano.

Vegetales asados

No sólo los vegetarianos pueden disfrutar de este manjar. Esta receta es perfecta para quitarnos el concepto que sólo se puede asar carne. Especial para los que están haciendo dieta, por ejemplo y para los que no quieren sólo consumir ensaladas.

Los ingredientes (para 6 porciones) son: 7 zanahorias peladas y cortadas en rebanadas grandes, 2 pimientos rojos cortados en trozos medianos, una cebolla en rodajas, dos cucharadas de aceite y una cucharada de sal marina. Como opcional, salsa de soja.

Precalienta el horno a 200°C y coloca todos los ingredientes en un recipiente apto para hornear. Vierte el aceite y la sal. Tapa con papel de aluminio y lleva al horno durante 1 hora. Al momento de servir, esparce la salsa de soja si lo deseas.

Vegetales asados

Soufflé de coliflor

El coliflor no es una de las verduras más amadas, eso no hay dudas, sobre todo en el caso de los niños. El problema reside en que si la consumimos hervida nada más, puede llegar a aburrirnos (y hasta odiarla en casos extremos). Entonces, esta receta de soufflé de coliflor es perfecta para que todos puedan aprovechar las propiedades de una de las verduras más ricas en vitaminas y proteínas que existe. Es recomendada en mujeres embarazadas y niños pequeños. Por ello es que resulta imprescindible aprender a cocinarlo de una manera más sabrosa o llamativa.

Los ingredientes son: medio kilo de coliflor, 6 cucharas de harina integral, 6 huevos, media cucharadita de pimienta molida, 6 cucharadas de mantequilla, 2 tazas de leche desnatada, una cucharadita de nuez moscada y sal a gusto.

Para preparar el soufflé de coliflor, lava la verdura y córtala en ramitas. Colócala en una olla con agua y sal. Cocina durante cinco minutos desde que hierve. Cuela y reserva. Calienta en una cazuela la mantequilla y luego mezcla con la harina, removiendo para que no se formen grumos. Vierte la leche y sigue mezclando. Lleva de nuevo a fuego medio y apaga recién cuando se forme una salsa espesa y homogénea. Agrega el coliflor. Aparte bate los huevos con la nuez moscada y un poco de sal. Vierte allí la salsa de coliflor y luego de mezclar bien, en un molde engrasado y enharinado. Debes ponerlo en el horno sobre otro recipiente con agua (a baño maría) durante una hora. Para saber si ya está, introduce un cuchillo en el centro, si sale limpio, puedes sacar del horno. Desmolda y sirve.

Soufflé de colifor

 

Croquetas de espinacas y piñones

Gracias a esta receta estaremos luchando contra dos “flagelos” de la cocina, por un lado el de no querer comer verduras y por el otro, el no conocer las bondades de los frutos secos. Disfrazar estos ingredientes en un platillo es una excelente solución. Ya no basta con decirle a los niños que serán fuertes como popeye ni al esposo que la espinaca sirve para verse más joven y bajar la panza. Hay que utilizar artillería un poco más pesada.

Los ingredientes para hacer estas croquetas son: 300 gramos de espinaca cruda, 150 gramos de cebolla, dos dientes de ajo, 50 gramos de piñones, 350 ml de leche (desnatada en lo posible o de vegetales), 6 cucharadas de harina (mejor si es integral), nuez moscada, sal y pimienta.

Pica los ajos y la cebolla lo más fino que puedas. Rehoga en una sartén con un poco de aceite o rocío vegetal. Hierve las espinacas con agua durante cinco minutos, escurre bien. Coloca las verduras en la sartén y los piñones enteros. Añade la harina y mezcla bien. De a poco la leche, la pimienta y la nuez moscada. Cuando se endurezca un poco es momento de apagar el fuego. Deja que se enfríe. Las porciones pueden hacerse tomando como medida una cuchara. Arma bolitas y reboza con un huevo batido y empana con avena o harina de centeno. Puedes ahora freír o si quieres una opción más sana, cocinar en el horno.

Croquetas de espinaca

 

Patatas asadas con espinacas

¿Estás cansado de siempre comer puré de patatas? ¿Quieres dejar de consumir patatas fritas aunque sean caseras? Entonces, esta receta es perfecta para ti. Una cena rápida, perfecta para cuando regresas del trabajo, abres la nevera y no sabes que preparar para comer. Es muy fácil por si los dotes culinarios no han sido de tu partida de habilidades y a la vez, tiene todas las propiedades de dos verduras como son las patatas (que no pueden faltar nunca en el hogar) y las espinacas (ya nos hemos referido a Popeye en este artículo, así que nos queda decir que este vegetal nos aporta una gran cantidad de agua, vitamina C y calcio con muy pocas calorías).

Los ingredientes son: 4 patatas grandes peladas, medita taza de mantequilla o aceite, media cucharada de eneldo fresco picado, ¼ taza de leche, ¼ taza de crema o nata para cocina, 1 cucharadita de sal marina, 1 cucharada de crema agria o yogur griego, 6 tazas de espinacas cocidas y media taza de queso parmesano rallado.

Precalienta el horno a 200°C. Coloca aceite sobre las patatas y espolvorea con sal. Hornea una hora, puedes envolverla en papel aluminio. Corta una rebanada en la parte superior de la patata, vacía y coloca la pulpa en un recipiente. Repite con las demás. Mezcla con el eneldo, la crema, la sal, la pimienta, la crema agria y la espinacas y la mitad del queso parmesano. Vuelve a rellenar las patatas, lo que reste lo dejas a la vista. Espolvorea con la otra mitad del queso y gratina en el horno durante unos minutos.

Patatas Asadas con espinaca

Vista esta sección por más recetas naturales!

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *