¿Cómo Evitar los Gases con Estos Remedios Caseros?

By on Diciembre 12, 2014
Remedios caseros para los gases y flatulencias

Sufrir de un exceso de gases en las ciudades donde pasamos gran cantidad de tiempo en lugares cerrados es algo realmente incomodo. Pero hay mucho mas, no solo es una cuestión del posible olor que pudiera ponernos en una situación incómoda, sino que la mayoría de las veces cuando existe este desequilibrio la pasamos realmente mal. Los gases inflan las tripas creando sensaciones de malestar variadas, incluso cambios anímicos significativos. Aquí algunos remedios caseros para los gases que no conocías.

Los gases se producen principalmente por un exceso o desequilibrio temporal del elemento aire a nivel energético, y a nivel mas físico por un desequilibrio en la flora intestinal que suscita putrefacciones y/o fermentaciones descontroladas que producen gran cantidad de gases como subproducto del metabolismo de ciertas bacterias y/o parásitos.

Por lo que serán escenarios diferentes si una persona sufre de gases a las 15hs o a las 24hs luego de ingerir ciertas comidas particulares, a diferencia de alguien que experimenta este problema de forma más crónica o periódica.

Causas y Remedios Naturales para los Gases

La clave fundamental para corregir esto, es llevar una dieta que de forma natural contribuya al mantenimiento y equilibrio prolongado de una saludable flora intestinal.

Lo primero que tenemos que averiguar es si hay estreñimiento. Cuando hay estreñimiento es inevitable la aparición de gases porque el desecho de los alimentos pasa más tiempo del que debería pasar en el intestino grueso, y esta retención prolongada hace que la descomposición de los desechos continúe pudriéndose y fermentándose, produciendo gran cantidad de sustancias inconvenientes y generando gases con mal olor.

Una forma muy sencilla de detectar estreñimiento es comer algo muy puntual que podamos identificar a la salida, por ejemplo granos de choclo, o semillas de sésamo enteras o mucha acelga cocida, entonces nos mantendremos atentos a la salida para contar la cantidad de horas que ese alimento tardo en cruzar el tubo digestivo. Si esta cantidad de horas está entre 18 y 24 hs se considera un tránsito normal, si la cantidad de horas asciende a más de 36hs ya hay síntomas de estreñimiento o retención y debemos claramente empezar a trabajar en la recomposición de nuestra flora intestinal.

gases-estomacales-o-intestinales1

Mucha gente cree que es regular y normal porque va al baño todos los días, pero lo cierto es que si realizamos 3 comidas copiosas cada dia mas alguna que otra cosa por aquí y por allá, es más seguro que probable que con una sola visita al baño este habiendo un déficit permanente en el saldo intestinal.

La periodicidad y el olor son una pauta de si se trata de un gas por un simple exceso del elemento aire (gases sin olor), o se trata de una putrefacción o fermentación producto de una flora descontrolada que perjudica nuestro bienestar corporal y social.

En segundo lugar, una buena idea sería realizar un examen parasitológico seriado donde podamos confirmar que además no haya parásitos. En los casos de ventosidades crónicas esta es una de las causa más frecuentes. Y una vez determinado el tipo de parasito se puede abordar el proceso tanto desde la medicina alopática como desde la natural. La Dra. Hulda Clark es un gran ejemplo de cómo utilizar medios naturales para desparasitarse. Y el investigador argentino Néstor Palmetti también ha desarrollado un protocolo de desparasitación por medios completamente naturales, súper efectivos y muy fáciles y económicos para hacer en casa.

En el caso de las personas que sufren gases mas esporádicamente probablemente se trate solo de un desequilibrio temporal de la flora intestinal o a causa de haber ingerido un alimento al que no está “adaptado” el “ecosistema interno” por lo que enfocarse en nutrir y equilibrar esta flora será una buena idea y se verán resultados pronto. Comer más seguido ese alimento causara los ajustes necesarios para aumentar la efectividad de su digestión. El caso mas común de esto son las legumbres, que cuando aprendemos a cocinarlas y las comemos mas a menudo no producen ningún gas en absoluto.

Legumbres para los gases

Bien cocidas y servidas, las legumbres son aliadas para combatir los gases

Recomendaciones para Evitar los Gases

  • Incluir en la dieta mas jugos de fruta y vegetales frescos, principalmente todas las hojas verdes y aromáticas.
  • Reemplazar cereales refinados por integrales.
  • Discontinuar el uso de lácteos industrializados mínimamente hasta recuperar el equilibrio.
  • No utilizar azúcar blanca. Endulzar con mieles, frutas pasas, estevia o azúcar mascabo.

Trucos para Evitar las Flatulencias

  • Consumir prebióticos y probióticos. (Como ya se amplio en el articulo del estreñinimento.)
  • Utilizar especias carminativas para cocinar e ir encontrando cual es la que mas te beneficia particularmente: semillas de hinojo, el estragón, fenogreco, eneldo, enebro, jengibre, laurel, nuez moscada, orégano, perejil, romero, toronjil, ajedrea, amapola, apio, clavo de olor, comino, coriandro. Listado de Todas las Especias.
  • Beber 2 o 3 infusicones por dia de alguna hierba como ser: semillas de eneldo, hinojo, manzanilla, tilo, cedrón, melisa, boldo, lapacho o romero.
  • Practicar estiramientos y posiciones para eliminar todos los gases. Hay particularmente dos que voy a compartir, es preciso realizarlas estando solo, como para no sentirse cohibido por la presencia de otra persona.

La primera posición es ponerse (arriba de un colchón o algo blandito para las rodillas) en cuatro patas, literalmente como un perrito y desde ahí descender la cabeza girando la cara hacia un costado hasta apoyar por completo una mejilla en el colchón. La retaguardia queda hacia arriba en posición natural por el mismo largo de las piernas de cadera a rodillas. Jugar un poco en esa posición arqueando la columna en un sentido y en otro y esperar un momento relajándose hasta despedir todos los gases.

La segunda postura es quizá un poco más fácil, aunque no me ha resultado tan efectiva, se trata de acostarse boca arriba y llevar los pies hacia los hombros y sobrepasarlos, de ese modo los muslos de las piernas presionan el abdomen y la cola queda hacia arriba a modo de eliminar todos los gases.

Por ultimo…

La relacion entre el compost y nuestro organismo

Pensar nuestro organismo como uno piensa en el compost.

Aprender a compostar la tierra podría darnos una clave inadvertida en el mantenimiento de nuestra propia flora intestinal. Lo que produce las sucesivas degradaciones y el aprovechamiento de los nutrientes a lo largo del tubo digestivo es justamente el ambiente perfecto de organismos, humedad, temperatura para que se produzca el milagro de la vida.

Así como cuando vamos apilando residuos orgánicos, cascaras, restos de frutas y vegetales y luego una pila de hojas secas y mas desecho orgánico fresco y otra pila de hojas secas. Se congregan lombrices y un sin fin de bacterias que producen una elevación de la temperatura y esto resulta en la degradación de los desechos para convertirse en la tierra más negra y fértil jamás vista, que luego llamaremos compost o abono de compostaje. En nuestro intestino los alimentos se van “compostando” y existe un ambiente con las perfectas condiciones dadas para la proliferación de bacterias benéficas que van transformando cada bocado en algo utilizable.

Si en el compost de la tierra fallara alguna condición es muy probable que experimentemos feo olor en el jardín y vengan moscas y halla problemas… si en el compost intestinal falla alguna condición también experimentaremos mal olor y gases exagerados como resultado directo del desequilibrio. Nuestra tarea es comprender este mecanismo, este funcionamiento básico y con amor y respeto colaborar en el correcto suministro de los elementos y un ambiente de armonía mental para permitir que el proceso ocurra con total perfección y naturalidad.

Al comprender este mecanismo cada vez se vuelve más obvia la necesidad de evitar productos con conservantes o refinados, porque ambos degradan la calidad del compost. Y los conservantes lo que hacen es entorpecer la normal degradación de los alimentos, y los productos refinados carecen de la fibra para estimular las contracciones intestinales que hacen circular los alimentos por el tubo digestivo a su velocidad normal, además que no hacen los aportes de prebióticos necesarios para el total equilibrio del “micro-ecosistema”.

About Pablo Alonso

Pablo Marcelo Alonso Caria. 34 años. Buenos Aires. Asesor en Dietética y Nutrición Natural Instituto Argentino de Terapias Naturales (IATENA). Director de Shama Natural. Coach de Nutrición y Estilo de Vida con Orientación al Desarrollo de la Consciencia.Página web: Shama Natural | Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *