Remedios Caseros para el Hígado Graso

By on Septiembre 15, 2016

El nombre médico de esta patología es “esteatosis hepática” y puede revertirse siempre y cuando se mejoren ciertos hábitos dañinos para la salud. Si se trata a tiempo el “hígado graso” se puede curar por completo.

Cuando el nivel de grasa en el hígado es superior al 10% se diagnostica la enfermedad, que afecta más a los mayores de 50 años, a los alcohólicos o a los diabéticos. Vale destacar que los síntomas no son muy evidentes y pueden confundirse con otras condiciones. En este artículo te ofrecemos remedios caseros para el hígado graso.

Hígado graso: tipos y sintomatología

Para entender un poco sobre este problema primero que nada es necesario conocer que existen dos tipos de hígado graso:

  • Por alcohol: Causado por beber en exceso. Es la etapa anterior (y reversible) a la cirrosis. El hígado no puede descomponer las grasas y las va acumulando. Si la persona deja de beber la condición desaparece pero si continua puede agravarse y derivar en complicaciones severas.
  • No alcohólico: La obesidad, el colesterol, la diabetes tipo II y el síndrome metabólico son las causas del hígado graso en este caso. Por ello es vital controlar los detonantes.

Entre los síntomas más comunes del hígado graso se destacan:

  • Ansiedad por las tardes y noches
  • Ácido úrico elevado
  • Fibromialgia
  • Caída de cabello
  • Colesterol y triglicéricos altos
  • Grasa abdominal
  • Acné
  • Apnea de sueño
  • Fatiga
  • Verrugas en axilas y cuello
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Problemas para bajar de peso
  • Dificultades para concentrarse

higado graso

¿Cuáles son los mejores remedios caseros para el hígado graso?

En cualquiera de los dos tipos de esteatosis hepática es importante mejorar los hábitos diarios como por ejemplo dejar de beber alcohol o de consumir azúcares y grasas. Además se puede ayudar en la recuperación usando recetas naturales:

  • Haz una tisana con hojas de boldo que son estimulantes y tónico para el hígado. La dosis es de 10 gramos de boldo por litro de agua. Bebe una taza después de las comidas. Puedes endulzar con miel.
  • Prepara un licuado de rábano con dos verduras peladas y picadas y un vaso de agua. Toma este jugo natural un día si y otro no, mejor si es por la mañana.
  • El cardo mariano puede serte de mucha utilidad si tienes hígado graso. En una taza de agua hirviendo echa dos cucharadas de la planta, tapa unos minutos, filtra y bebe. Repite todos los días. Otra opción es comer día por medio un puñado de hojas tiernas de la planta, sin las espinas, como si fuese una ensalada.
  • Haz un té con una cucharada de diente de león y otra de centaurea por medio litro de agua. Hierve 3 minutos, retira del fuego, tapa, filtra y bebe bien caliente tras las comidas.

remedios para el higado graso

  • En un recipiente mezcla 10 gramos de cada una de estas plantas: genciana, menta, boldo, angélica y cardo mariano. Hidrata con 1 litro de agua hervida y deja en reposo toda la noche. A la mañana siguiente bebe en ayunas una cucharada del líquido. Guarda en la nevera y consume todos los días hasta terminar.
  • Hierve 1 cucharada de llantén y 1 cucharada de ortiga en 1 taza de agua durante 5 minutos. Retira, deja refrescar y cuela. Toma después de comer.
  • La raíz tierna de achicoria es perfecta para trata la esteatosis hepática. Sólo tienes que preparar un licuado con 1 kg de esta parte de la planta y mezclar con 500 gramos de azúcar. Deja toda la noche y al otro día vierte el jarabe en un frasco de vidrio. Consume tres cucharadas por semana.
  • Haz una decocción con 50 gramos de romero y 1 litro de agua por 5 minutos. Luego cuela y bebe por las mañanas antes de desayunar. Otra opción similar es con verbena (mismas proporciones y toma).

Si buscas limpiar el hígado antes de sufrir una enfermedad de este tipo te recomendamos que hagas click en este enlace y aprendas cómo.

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *