Remedios Caseros para Reducir el Ácido Úrico

By on Julio 7, 2016

Son varias las consecuencias de tener elevados los niveles de ácido úrico en sangre: cristales en las articulaciones (y por ende mucho dolor), gota, piedras en los riñones e insuficiencia renal.

El ácido úrico se produce cuando unas sustancias químicas llamadas “purinas” (presentes en algunos alimentos) se descomponen. Ya que los riñones lo filtra y lo elimina mediante la orina siempre quedan algunas pequeñas cantidades en el organismo, las cuales se van acumulando y provocando dolores o trastornos en la salud. En este artículo te contaremos cuáles son los mejores remedios naturales para reducir el ácido úrico.

¿Cómo reducir el ácido úrico?

En primer lugar es preciso evitar o reducir la ingesta de aquellos alimentos que elevan los niveles de ácido úrico en sangre: anchoas, sardinas, hígado y arenque. Si no comes carne ten en cuenta que los lácteos y ciertos vegetales (espárragos, espinaca, coles, rábanos, puerro) también causan la descomposición de purinas.

Otras causas son obesidad, beber mucho alcohol, ingesta de medicamentos diuréticos o inmunodepresores, insuficiencia renal, hipotiroidismo, psoriasis o someterse a técnicas de quimioterapia o radioterapia.

acido urico2

Además de elegir cualquiera de los siguientes remedios caseros te recomendamos que bebas a diario dos litros de agua para ayudar en la eliminación del ácido úrico y para que tus riñones trabajen correctamente:

  • Haz una decocción de un puñado de cola de caballo por litro de agua. Bebe hasta tres tazas diarias.
  • Prepara una infusión con 100 gramos de raíces de diente de león y un litro y medio de agua. Puedes consumir hasta tres tazas al día. Otra opción es 1 infusión hecha con 1 cucharada de la planta y una taza de agua.
  • Hierve 60 gramos de raíces secas de alcachofa y un litro de agua hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Luego cuela y bebe a o largo del día. Una alternativa a esta receta es un té con 1 cucharada de hojas secas de la planta por taza de agua.
  • Calienta 1 litro de agua y cuando rompa el hervor añade la raíz seca de una ortiga. Cocina 5 minutos, retira del fuego, deja reposar y filtra. Bebe a la mañana, tarde y noche. Además puedes preparar una infusión con dos cucharadas de hojas secas por litro de agua y tomar antes de las comidas.
  • El romero también es una excelente planta diurética que te puede ayudar a reducir el ácido úrico en sangre. Haz una infusión con 1 cucharada de hojas secas y 1 taza de agua.
  • Hierve medio litro de agua y dos cebollas partidas al medio. Bebe el caldo caliente. Otra opción: macerar 300 gramos de cebolla con un litro de agua por 12 horas (toda la noche por ejemplo). Luego beber hasta 3 vasos por día.
  • Una infusión hecha con 40 gramos de hojas secas de abedul por litro de agua es perfecta para evitar que las purinas se almacenen en tu organismo. Bebe tres tazas diarias.
  • Puedes también tomar hasta 4 tazas por día de un té preparado con 1 cucharada de ulmaria seca y 1 taza de agua caliente (no hervida).

Herbal milfoil tea

La dieta y el ácido úrico

Como ya te hemos dicho antes la dieta es esencial para reducir los niveles de ácido úrico en sangre. Te aconsejamos que consumas alimentos ricos en potasio (que previene la formación de cristales en las articulaciones) como por ejemplo el plátano, las patatas, la sandía, las fresas, los aguacates y las acelgas.

Las cerezas pueden convertirse en tus aliadas para combatir este problema debido a que cuentan con sustancias antiinflamatorias más que potentes. Un puñado al día será más que suficiente. Otro de los mejores amigos de tu salud en este caso es el vinagre de manzana (que contiene no sólo potasio sino también ácido acético). Puedes añadirlo a tus ensaladas o bien beber todos los días 2 cucharadas mezcladas en un vaso de agua.

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *