Pastillas Anticonceptivas: ¿Qué Debes Saber?

By on julio 29, 2016

Son elegidas por millones de mujeres en todo el mundo para control de la natalidad. Se dice que son el método más eficaz para evitar el embarazo y están rodeadas de varios mitos que vale la pena desterrar.

Según los expertos las pastillas anticonceptivas no causan infertilidad al dejar de tomarlas, no producen várices ni engordan. En este artículo te daremos información más que interesante sobre estas pequeñas y potentes píldoras.

¿Cómo funcionan los anticonceptivos?

En un artículo del sitio español “Qué” nos explican la forma de acción de las píldoras usadas para evitar el embarazo:

Las píldoras anticonceptivas ayudan a que una mujer no se quede embarazada porque impiden que exista una ovulación. Si no se libera ningún óvulo, el espermatozoide no podrá fertilizarlo y la mujer no se quedará embarazada. Las pastillas anticonceptivas contienen hormonas sintéticas (estrógeno y progestina). Estas hormonas sintéticas estabilizan los niveles de hormonas naturales en la mujer e impiden que el estrógeno llegue a su pico alto a mitad del ciclo. Si no existe este pico de estrógenos, la glándula pituitaria no libera las hormonas necesarias para que los ovarios liberen los óvulos maduros.

Mitos sobre las pastillas anticonceptivas

En el sitio Entre Mujeres de Clarín nos explican muy bien las típicas dudas o mitos que giran en torno a estas píldoras:

Las pastillas pueden enmascarar otros problemas que pasan inadvertidos cuando se usan, ya que en muchas mujeres ayudan a regularizar el ciclo menstrual y eso da la impresión de que no existe ninguna patología. Al momento de comenzar a buscar un embarazo y dejar de tomar las pastillas se podrá detectar alguna patología que la paciente tuviera desde antes o simplemente encontrarnos con que su fertilidad disminuyó de forma natural.

Los anticonceptivos que se utilizan en la actualidad no engordan ni favorecen la ansiedad que te hace comer más. Antes se usaban pastillas anticonceptivas con otra carga hormonal que hacían que la mujer retenga más líquido y pudiese aumentar de peso.

Antes, cuando las dosis anticonceptivas eran muy altas, cada tanto se recomendaba un descanso para que el cuerpo de la mujer se ‘limpie’ de las hormonas, pero ahora que las pastillas son de baja dosis se pueden tomar de corrido siempre que la mujer quiera cuidarse.

Los anticonceptivos basados en estrógeno no producen várices, pero sí estimulan a las mujeres que ya tienen una predisposición o venas visibles con anterioridad. En esos casos se pueden recomendar otras pastillas para evitar el problema.

pastillas anticonceptivas

Más datos sobre las pastillas anticonceptivas

En Mundo TKM nos reseñan sobre 4 cosas que toda mujer debería saber al tomar anticonceptivos:

  • Tomar las pastillas anticonceptivas con regularidad puede provocar glaucoma, ojos secos y dificultades en la visión.
  • Provocan sangrado irregular. Esto se debe a que tu organismo se está adaptando a la gran cantidad de hormonas que tienen las píldoras.
  • Los dolores de cabeza fuertes y frecuentes pueden ser un signo de que la pastilla está afectando tu presión arterial.
  • Carecer de orgasmos es más común de lo que imaginas. Esto se debe a que las hormonas afectan tu cuerpo.

¿Qué otros métodos anticonceptivos existen?

Además de las píldoras existen varias maneras de evitar el embarazo, tal y como nos detallan en el Diario Pulsos de México:

  • Condón masculino: Efectividad del 80%. Protege a su vez de enfermedades de transmisión sexual. Lo malo es que 6 de cada 10 personas es alérgica al látex.
  • Condón femenino: Una alta tasa de efectividad (5 embarazos cada 100 mujeres) y la posibilidad de compartir la responsabilidad de sexo seguro son las ventajas.
  • DIU: El dispositivo intrauterino previene que el esperma llegue al óvulo y hay dos tipos, uno de cobre y otro con hormonas (más eficaz).
  • Implante: No permite que los espermatozoides lleguen al óvulo y tiene una enorme efectividad (1 de cada 100 mujeres puede quedar embarazada). Lo malo es que no protege de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Diafragma: Es una copa de silicona que se coloca en la vagina pero que para aumentar su efectividad debe combinarse con un espermicida.
  • Inyecciones: Es 99.9% efectivo para evitar embarazos y no contienen estrógenos por lo cual es buena opción para las mujeres que están amamantando. Tiene una duración de tres meses.
  • Parches: Se adhieren a la piel y liberan las mismas hormonas que en las pastillas anticonceptivas. Se aplican una vez a la semana. Entre las contras destacamos que no protegen de enfermedades venéreas y que tiene los mismos efectos secundarios que las píldoras.

pastillas anticonceptivas

Para poder elegir un método anticonceptivo adecuado no dudes en consultar con un médico ginecólogo. El profesional sabrá responder a todas tus preguntas e inquietudes.

About Siendo Saludable

Siendo Saludable es un lugar donde queremos compartir contigo las mejores recetas saludables, remedios caseros y naturales, trucos ecológicos y estrategias para tener una vida más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *